Saltar al contenido

Barcos y náutica

Una tormenta y una casa azul

Había una casa azul en la bahía. Era una extravagancia de color, una nota disonante en un paisaje verde, con árboles románticos que descendían con atropello por la montaña hasta pararse maravillados contemplándose en la orilla.

Mensaje en una botella

Las corrientes, esos caudalosos ríos de agua dentro del agua, que viajan en ella, pero sin mezclarse. De igual manera, las nubes son masas de aire dentro del aire y mantienen sus formas de manera persistente frente al viento que las intenta disolver.

El cabo de las letras

Hay un cabo en la isla de Siros, en el Egeo, que se llama el cabo de las letras. O cabo de las cartas, porque γραμματα en griego significa ambas cosas.

La sensación de estar de más

Tengo la desagradable sensación de sobrar. Las ciudades se han convertido, casi sin darnos cuenta, en sumideros donde confluyen las corrientes de turistas que circulan por los océanos y atmosferas terrestres.