Saltar al contenido

El café

“Si Bruselas pensaba que los griegos íbamos a tragar con
todo, se ha equivocado “decía Petros  Márkaris.
Y como un eco de sus palabras, la bomba ha estallado.
Llegamos  a Grecia el domingo,
día de las elecciones generales y  nos
encontramos con el nuevo cataclismo heleno. El bipartidismo PASOK – Nueva
Democracia que desde 1974 ha controlado la vida política griega se ha hundido.
Muchísimos “personajes ilustres” del PASOK (Movimiento Socialista Panhelénico)
han sido borrados del mapa parlamentario. Los dos únicos ganadores de la
jornada electoral han sido el Partido de la Izquierda Radical (SYRIZA) que
logró cuadruplicar sus sufragios en relación a 2009 superando al PASOK y  los neonazis de Amanecer Dorado que han
arrasado ,sobre todo en el centro de Atenas y también en dos ciudades – Kalávrita
y Dístomo – que durante la Segunda Guerra Mundial sufrieron las masacres de las
fuerzas de ocupación alemanas. Nunca entenderé a la raza humana.
Habían ocurrido cosas extrañas. Cosas como que en Lefkada
durante todo el recuento de votos iba ganando el KKE (Partido Comunista) y en
el último momento y por una extraña alquimia electoral,  le superó Nea Democratía (Democracia
Cristiana). Y cosas, desgracias, como que en Evgiros, mi pueblo, habían aparecido 9 votos de Amanecer Dorado;
todo el mundo se pregunta quienes son esos 9 descerebrados.

Cuando dos amigas me invitaron a tomar un café, me pareció
que me venía al pelo para que aclararan todas mis dudas. Por otro lado, no es
muy recomendable rechazar un 
“cafedaki”  en esta tierra; rito
que hay que cumplir cada vez que vuelves al pueblo, así que me encaminé por la
cuesta a casa de Ioana, a charlar con ella y con Spasia.
La casa tiene una de
las mejores vistas sobre Itaca , con miles de macetas a su puerta, miles de
flores y miles de insectos ensimismados.
Y en  la casa blanca, ellas dos tan de
negro, rodeadas de avispas y mariposas; sentadas entre fotografías descoloridas
de hombres con pololos y largos bigotes, entre iconos de santos y vírgenes, en
silencio, tejiendo con su ganchillo una puntilla interminable. Sus labores relucientes
desparramadas por sus faldas oscuras. Junto a madejas de hilos, un jilguero en su
jaula cantaba sin descanso.
-¡Que barbaridad las elecciones! ¿No?
Ninguna contestó, seguían afanadas a su ganchillo. Solo el
jilguero pegaba unos gritos ensordecedores.
-Que decía, que que les parece las elecciones.
-Εμείς,
τι να κάνουμε;  (Que le vamos a hacer)
Siguieron a su labor y el pájaro a unos trinos que empezaban
a trepanar  el cerebro. ¿No era una
película de Lubitsch? Sí, esa en la que el escritor acaba estrangulando al
ruiseñor que cantaba en su ventana. Me parece que era  en “Lo que piensan las mujeres”.
Lo intenté por tercera vez. Pero antes de que pudiera hacer
la pregunta Spasia me miró con una cara horrorizada y los ojos como platos. ¿La
habría ofendido? ¡Si es que soy una metepatas!
-Ahhhh. Ο γιατρός  (el Doctor)
 
-¿Quién? ¿Quien es el doctor? ¿Tsipras, el de SYRIZA?
-Μόνο Θέλει τα λεπτά.
(Solo quiere el dinero)
-Claro, la verdad es que muchos solo quieren
el dinero. Son unos sinvergüenzas.
-Και κάνεις δεν το ξέρει (Y nadie  lo sabe)
-Bueno la gente no es tonta. Ya esta harta de todo.
Y otra
vez el silencio. Y otra vez los cánticos enloquecedores. Y el hilo. Y la rápida
aguja. Y los iconos y las fotografías de ojos penetrantes.
Me
empecé a escamar. Las observé fijamente y me di cuenta que de vez en cuando
lanzaban miradas a una televisión en una esquina. El aparato estaba encendido
pero con el volumen al mínimo y ellas, sin oír, sin ver, sin prestar atención,
solo tejiendo, seguían una telenovela. Acaso la inventaban.
El
jilguero lanzó un último bramido y yo decidí terminar mi café en ese mismo
instante. Pero al despedirme Spasia protestó; había que ir a su casa a tomar
café otro día. Quizás entonces pudiera interrogarlas sobre las elecciones. Si
no tiene tele. Ni tampoco pájaros.
Alivia ver que el mundo sigue girando
por cosas simples, necesarias para que el sol salga y se ponga cada día. Como
el molinillo del café de estas tardes en su casa, o como el ganchillo que  teje los encajes infinitos de estas Penélopes
sin pretendientes. Ellas ya han dado unas cuantas vueltas con el.



14 comentarios en «El café»

  1. Que recuerdos, verte al lado de la panadera que nos preparó ese cordero tan rico. Dale un beso de nuestra parte. Y que te van a responder las pobres, si nadie sabe de qué va esta historia, que habla de la codicia de unos pocos a costa del sufrimiento de muchos. Miedo me da los neonazis de Amanecer Dorado. Cuando el rio se revuelve,(Y en Grecia lleva camino de enturbiarse del todo)siempre sacan partido ese tipo de locos. Como bien dices, la humanidad está loca y sin remedio. El tiempo nos dará la respuesta. Un besazo
    Viriato

  2. Hola Ana. Me decía Dimitris que Siriza no era un partido de izquierda radical en el sentido que aquí y en toda Europa le dan los medios, sino un conglomerado progresista entre el partido socialista y el comunista.
    Lo que molesta de él no es su extremismo, -yo ya escuché y leí varias veces extrema izquierda- sino que no acepte las medidas impuestas por la troika económica. El KKE, los comunistas siguen representando a la ortodoxia política y hoy no hay nadie más con poder, ni parlamentarios, a su izquierda.
    Ya estoy oyendo hablar de otro golpe de estado con tecnócratas por el temor de que, ante unas nuevas elecciones, gane Síriza. Hasta antes de las últimas el eurogrupo quería que se celebraran enseguida, ahora ya no vale. ¡Sinvergüenzas!

    Vamos a ver, tomaremos un metrio mientras tanto…

    Salud!.

    1. Yo tampoco entiendo porque le llaman izquierda radical a Siryza, es radical todo lo que les plante cara. Viendo el discurso del otro día del Tsipras frente a su partido, con Manolis Glezos incluído,explicando el porque del imposible pacto con otros partidos para formar gobierno; constaté que tenemos delante a un ganador.

      Fijate si son sinvergüenzas que un 35% de la población no voto porque no tenía dinero para desplazarse a su colegio electoral. Aquí, a Evgiros venía gente desde Atenas y Salónica a votar y no conocían el pueblo; me preguntaban a mí donde estaba el colegio.
      El voto por correo había que haberlo solicitado en Febrero!!!!

      Stin gia su

  3. A pesar de tantos horrores, un beso de Isa desde el Viriato. Disfrutad de vuestra isla griega y vuestra maravillosa casa en esa primavera explosiva. Besos a Jesús también. No se nos olvida ese corderito asado con patacas que nos preparó tu amiga Spasia ( era este su nombre?)

  4. Uyy tango, que ilusión ver tu comentario. Pues aquí estamos, con el alma en vilo, sin saber lo que deparará el futuro.Da un poco de pena ver a los griegos que piensan que europa los ha abandonado.

    Un beso muy fuerte

  5. Llevo unos días indignado por los comentarios que oigo sobre las elecciones en Grecia. Sesudos estadistas europeos, comentaristas políticos y económicos se llevan las manos a la cabeza por la incertidumbre que generan estos resultados en el resto de Europa. Los "irresponsables" griegos son incapaces de cumplir con sus compromisos y elegir un gobierno estable y sumiso a los intereses de la troika. Como si los griegos no llevaran ya unos años cumpliendo a rajatabla con las exigencias impuestas por Europa y el FMI, y sometidos a unas durísimos ajustes. Les han dicho (como a nosotros) que son ajustes y reformas necesarias, que son la única solución. Pero los griegos han dicho basta al ver que tanto sacrificio y recorte no ha servido para nada. Han dado la espalda a los partidos tradicionales y se han vuelto hacia otras opciones. Es lamentable que un partido neonazi haya obtenido tanto respaldo, pero tan responsables son los griegos que los han votado como los tecnócratas europeos que les han empujado a la deseperación. Lo bueno es que hayan surgido con fuerza otras opciones políticas como Syriza que, si logran mejorar sus resultados, pueden forzar un cambio en la política griega y europea. Esperemos que sea para mejor.
    Un abrazo, Ana, y que disfrutes de esa maravillosa Grecia que, a pesar de todo, sigue su ritmo de cafedaki y ganchillo.

  6. Me comentaban que el partido Nazi a obtenido muchos votos en las ciudades donde ha aumentado la inseguridad ciudadana; algo casi desconocido en Grecia hace años;y estos fantoches se dedican a protejer abuelitas y a desempeñar labores pseudopoliciales. Ya sabes que en Grecia hay poca policía y ahora con los recortes todavía menos.
    Por lo demas estoy totalmente de acuerdo contigo, es indignante que encima les parezca mal que ellos empleen su voto en protestar contra los ajustes europeos. Primero eran tramposos, vagos y mentirosos; ahora son unos irresponsables ; esto encima se lee en periodicos españoles, acompañado del "nosotros no somos Grecia"

    Salud Juanjo, que me enciendo.

  7. Poco nos queda Ana, poco nos queda. Cada vez que levantan un poco la alfombra aparece mas mierda y todo es culpa de la herencia recibida. Y yo me pregunto… ¿Quien fué el que escribió el testamento? y segundo y mas importante ¿Algún día los politicos de nuestro pais dejaran de tiratrse los trastos a la cabeza (a demas de colocar a sus "amiguitos del alma") se harán responsables de la situación y gobernarán para la mayoría? (de la jente me refiero, no de la banca)
    Un besito para los dos que yo tambien me enciendo y la luz está muy cara
    Viriato

  8. Y este "señor" que irreverentemente pone en duda la existencia de un holocausto, que alegremente cuestiona la existencia de un lugar llamado "Auschwitz" ya que no tuvo la "oportunidad" de ir allí; denota-cuando menos, una estrechez de miras que no merece más comentarios.
    Un besito y,…relax!!

    1. Descerebrados los hay en todos lados. Cuando se humilla a un pueblo afloran los sentimientos mas rastreros, como en Alemania tras la primera guerra mundial.Espero que estas próximas elecciones tengan menos votos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.