Saltar al contenido

Elecciones griegas ¡A la que va de… dos!

 

Hoy traigo una primicia fotográfica del día electoral en Evgiros. No ha sido tan fácil como pensaba, e incluso algunas fotos he tenido que borrarlas a instancias de la supervisora de la mesa. He pedido mil permisos, he corrido peligro; cosas del oficio; pero aquí están:
 
 
 
El sol acechaba a los votantes, fue necesario tomar medidas drásticas en el colegio electoral.
 
 
 
 
 
Instante en el que el Secretario del pueblo introducía su voto
 
 
 
 
 
Lapresidenta de mesa le felicita
 
 
 
 Todo el público expectante.
 
 
 
 
 
 
La mesa electoral.
 
 
 
 
 
Los resultados de Evgiros fueron:
 
140 votos
63 para Syriza
32 para ND
18 para PASOK
11 para el KKE
3 para los huevos dorados de Amanecer Dorado
 
Sospecho de un huevo, pero no sé quien son los otros 2.
 
Estos resultados causaron revuelo y alegría en la taberna y en la plaza, pero según avanzaba el escrutinio en la tele constatabamos que todo parecía seguir igual que en las pasadas elecciones. Me salió esta triste historia:
 
 
Erase una vez un perro, de vida perra; al que su dueño, un pastor, apaleaba constantemente. El intentaba cumplir sus ordenes cuando se lo pedía; al primer silbido; pero estaba viejo y mayor; siempre se le escapaba alguna oveja y la consiguiente paliza estaba asegurada. 
Había sido un gran perrazo, la envidia de todos los pastores; ahora sus lanas estaban sucias, con numerosas calvas y cicatrices, sus ojos con cataratas, su olfato; del que antes había presumido su amo, ya era tosco y casi insensible.
Un día decidió escaparse, la última paliza le había dejado medio tullido y una semana sin comer. Algo mejorará mi situación si me voy, comeré de las basuras, buscaré nueva gente que me eche un mendrugo. Algo tiene que cambiar –Pensó.
 Esa misma noche, cavó con sus patas un agujero, serró con sus dientes la soga que lo ataba y al amanecer salió a campo abierto. ¡Era libre!Al instante, un sudor frío recorrió su espinazo.
 Si casi no veo ¿Donde iré? Si no oigo ¿Como esquivaré el peligro? Si no tengo olfato ¿Encontraré comida?
Agachó sus orejas replegó su cola y volvió a entrar por el agujero por el que había salido. Los palos del día siguiente los recibió sin rechistar.
 
Ganó Fobos, el miedo.
 
 
 

13 comentarios en «Elecciones griegas ¡A la que va de… dos!»

  1. El clamor de la peña expectante llega hasta aquí. ¡Qué buen sitio buscaste, bucanera!
    Ese recuento es un puntazo, y se lleva la fama Ikaría. ¡Un saludo asturiano para esos vecinos de Evgiros que saben dónde tienen la cabeza!. Ya viendo a las mujeres de la mesa electoral yo votaría Síriza sin pestañear.

    Muy buenas las fotos, Ana, y el pobre perrín es una triste parábola, ¡no te pases que yo a veces también soy un poco bambi!

    Besos y sonrisas coloradas para vosotros y para los de tu pueblo (menos a los del huevo de oro).

    Ramiro.

    1. Pues sospecho de un griego emigrado a Australia que acaba de volver.Ya van 2 veces que viene a mi casa a protestar y a decirme que los xenos lo estropeamos todo. Supongo que en Australia le machacaron bien.

    2. ¡Es el canguro,
      seguro!
      Siguiendo a Viri, que los cambie por unos de corcho, la corteza del alcornoque es más esponjosa que otras maderas y simula mejor los cuerpos cavernosos de los xenos y anejos.
      Es curioso que se dé tanto ese tipo de emigrante, son estos los que con más frecuencia nos han confundido y tratado como a albaneses o búlgaros, somos morenos y tirando a pequeñines…
      No me gusta mucho cierta sobradez, que sólo procura el dólar, en Miller cuando visita Grecia un poco antes de la 2ªG.M.. Pero en ese libro en el que habla del viaje, titulado 'El coloso de Marusi' (Katzímbalis…), ya describe muy bien a estos tipos salvapatrias, pobres nuevos ricos sin pizca de sensibilidad y auténticos fascistas. Los renegados somos los peores.
      Pero tranqui que a la vista de los números en un pueblo como Evgiros tienes mayoría de amigos.

      Υγεία και αγκαλιές!

    3. No, si estoy tranquila; todo el mundo al que pregunto por el me dice que ese no tiene mialó. Y a Vula, la tabernera, cuando le comenté que protestaba siempre por nuestro coche me dijo:

      -Aquí el único xeno que hay es él. Vino el año pasado de Australia.
      Y mientras lo decía daba golpes a la masa con el rodillo.
      Así que, lo mejor que puede hacer es estarse calladito. Vula es mucha Vula.

  2. Excelente reportaje fotográfico, Ana. Eres todo un lujo de corresponsal en el corazón de la noticia. Tu historia del perro maltratado me recuerda una reflexión que hacía el otro día una buena amiga en su blog recién estrenado. Comparaba la situación de Grecia con la de una mujer maltratada: el maltratador descarga sobre ella todas sus frustraciones y complejos, la pobre piensa que se merece lo que le pasa, todos los vecinos de la escalera saben lo que sucede, pero prefieren mirar para otro lado… Aquí tienes el enlace por si te interesa: http://nesiakrenaia-elenafuentescara.blogspot.com.es/2012/06/alemania-loves-grecia.html
    Un abrazo.

    1. Gracias Juanjo. Me parece tambien una buena comparación y voy a visitar el blog.
      Todos miran a otro lado para que a ellos no les afecte; pero ayer la prima de riesgo española se disparó a 590 puntos. ¿No era un problema de las elecciones griegas? ¿ No ha salido lo que ellos querían? ¿Se van a atrever a decir otra vez que nosotros no somos como Grecia?

      No sigo qque me embalo.

      Un abrazo.

  3. Las fotos geniales reportera, que el día que te falte manduca náutica, a por los conejos de las revistas y por cierto, la fábula clavada, pero no solo para Grecia, la pastora Merkel tiene bien cogido el palo y los corderos ni rechistamos. ¿Tendrá algo que ver con lo de la gallina de los huevos de oro? ¿No parar hasta haberla cocido? (y no me refiero a los de los huevos dorados, que dios los confunda) Una curiosidad: Dices que al emigrante Australiano le molestan los "xenos". Pues que se los opere.
    Un besito
    Viriato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.