Mi vecino no es muy discreto, que digamos.

Otra vez he vuelto.  Yo aquí y Grecia allí. Y tantas veces he ido como tantas veces he vuelto. Pero siempre me pasa lo mismo, me vengo con la maleta llena de historias importantes; historias que enriquecen y alegran la vida. La vida entendida al modo griego es más vida, aunque la agencia Moody’s se emperre en lo contrario.
Llegamos a Lefkada por la noche, sin maletas; perdidas éstas por los infinitos campos de la comunidad económica europea. Y Evgiros, mi pueblo griego, como boca de lobo. Cuando me dirigía por la tremenda cuesta que sube a mi casa, convertida en la jungla por las lluvias del invierno, convertida en jardín, por los primeros vientos templados de la primavera al caer, noté una presencia. Un terrible animal me cerraba el paso. El resoplaba, yo temblaba. Pero todavía tuve el valor de sacar el móvil y disparar unas fotos. Salieron movidas, por supuesto; el miedo.
El sonido de la cámara debió de llamarle la atención y se acercó.

 Esta vez el flash le dejó atontado, pero siguió acercándose.
Ví a la fiera en toda su magnitud. Estaba sumida en uno de los mayores terrores paralizantes que se pueda imaginar, cuando oí a mis espaldas una potente voz:

–          – Quieres hacer el favor de pasar. No ves que es solo un burro.
 Comenzó a rebuznar como poseido por Satanas y a enseñar sus afilados dientes.
Tuvimos que subir a trompicones con los paquetes, empujando al burro, para no ser descubiertos: los autores del gran escándalo; en un pueblo dormido, a altas horas de la noche. Llorabamos de la risa.
Al día siguiente, seguía en el mismo sitio.

Le encantan las zanahorias, claro.


12 comentarios en «Mi vecino no es muy discreto, que digamos.»

  1. Bienvenida!! Ya echaba yo de menos una de tus entradas. Anda que no me he reido con la temible fiera e imaginándome la situación. Esto me recuerda a cierta ocasión en la que unas terroríficas vacas griegas salieron a nuestro encuentro amenazantes, ellas, y tuvimos que recular…
    Oye,…Es guapo, guapo. ¿Qué nombre le habeis puesto?
    Un besito

  2. ¡Bueno! ¡Que vacas, ni que niño muerto¡ Aquello eran reses bravas, Vitorinos, creo recordar. Y las aguerridas toreras no corrieron, esperaron el enviste impasibles y valientes.
    Si que es guapo, lo malo es que cuando paso con las bolsas de la compra les pega unos bocaos que no veas…
    Le gusta el trinque…asi que le podiamos bautizar como…….( rellene el lector los espacios punteados)

  3. ¿Camps?. bienvenida compañera. Manudo Perico chulo que tenéis por vecino. Tiene de bueno que las sobras de verdura se las merienda mejor que "cacabus" del barrio y mucho mas ecológico. Quien tuviera uno en el jardín (o gallinas que comen de todo y ponen huevos). Habría menos bolsas de basura. Besitos.

  4. A mí me vienen a la mente dos nombres: "Bonifacio" y "Fortunato", aunque lo de "Cacabus", pero con "k" : "KaKabus"(para que suene más autóctono)no estaría nada mal.Seguiremos pensando…
    Un besito

  5. Si, capitanissa… tienes toda la razón!(me refiero a lo de "envestir"),…si es que el que sabe, sabe,…
    Ahora mismo, me dije que tenía que lavar unos…..Sí!!… Grelos (una de mis favoritas vegetables )y, también pensé en tu vecino… "Grelitoos" : cuando nos toca las narices, pero cuando queremos dirigirnos a él con el status que se merece: "Ogrelós" y si queremos que sea un poco más internacional "O'Grelos" (Irlandés,…)
    "Platero" nunca habría imaginado poder tener un pariente en Evgiros que diera tanto juego!
    Un bico

  6. Si, Argonáuta, estoy de acuerdo contigo, pero la citada agencia les va a rebajar la calificación otra vez, a nivel de Bielorrusia.¿De que piensan que van a vivir? Tendran que hacerlo del pillaje, como mi veciono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.