Submarinos de Vainilla

Asomó por la puerta con su bandeja de latón llena de vasos de agua con cucharitas; un amenazante ejército de hoplitas. Yo me levanté como un resorte de la silla. Υποβρύχια, exclamé, ¡submarinos! Y la perseguí por entre las mesas hasta que posara para mí. Ella, sujetando el gran disco sobre el hombro esperó pacienteLeer más »Submarinos de Vainilla

Zapatos marineros

Todo empezó hace muchos años, cuando a alguno se le ocurrió que la confortable vida terrestre dejaba la boca llena, pero con un agrio sabor a pérdida de tiempo. El mar, bello y refrescante, pero también áspero e incómodo, ofrecía la posibilidad de sentir las cosas desde otro punto de vista. La navegación a velaLeer más »Zapatos marineros

Hoy como ayer

No me gusta repetirme, por eso últimamente no escribo; pero a veces es obligación el hacerlo. El sol sale siempre por el Este y se oculta por el Oeste. La luna cada 28 días vuelve a tomar su aspecto saludable o demacrado, como un metrónomo. Son los fenómenos físicos predecibles y observables que la cienciaLeer más »Hoy como ayer

Saltando desde el cabo Dukaton. Artemisia de Caria

Recuerdo la primera vez que visitamos el cabo Dukaton, Lefkada, por tierra. No había ninguna indicación y debías aventurarte por un camino cardado de espinos que dejaba, al paso de las ruedas de la motocicleta, un perfume de aliagas, orégano y hierbaluisa, mezcladas con boñigas de cabras grises y secas. El viento se llevaba nuestrosLeer más »Saltando desde el cabo Dukaton. Artemisia de Caria