Saltar al contenido

Actualidad

El garbanzo que sobra

Mis libros no hablaban de empoderamientos, ni patriarcados, pero contaban historias del lucero del alba, Venus, Afrodita, capaz de obnubilar la razón a cualquiera que contemplara su ceñidor bordado.

La sensación de estar de más

Tengo la desagradable sensación de sobrar. Las ciudades se han convertido, casi sin darnos cuenta, en sumideros donde confluyen las corrientes de turistas que circulan por los océanos y atmosferas terrestres.