Islas

Dos locos cualquiera

Yo le puse el mote de Apagorévete; απαγορεύεται, en griego significa “se prohíbe”. Luego supe que se llamaba Stavros; así quedó convertido en Stavros Apagorévete. Era rechoncho, bizco, con los pantalones arremangados, sujetos en los sobacos por un cordón verdoso, con una gorra que algún día fue negra y una camisa granate de lunares blancos.Leer más »Dos locos cualquiera

¡Lavate las manos!

Hoy he recibido noticias de Evgiros, mi pueblo griego. Me llegó un mensaje de mi amiga Vula: ¿Todo bien?, todo bien. Todo bien significa que no sabíamos cuando nos veríamos, que la taberna permanece cerrada, que las millas hasta Grecia crecían de sopetón por la simple llegada del mensaje porque, hasta este momento, Evgiros estabaLeer más »¡Lavate las manos!

La isla de la espuma. Kithira

“Por los céfiros lascivos empujada – veríais la diosa que del mar salía – exprimiendo cabellera remojada – mientras otra mano el pecho la cubría”. Poliziano La Nascita di Venere, Botticelli Kithira es sigilosa y discreta; navegando desde el oeste tienes la sensación de arrumbar a una roca inhabitada. Es necesario subirse a su espaldaLeer más »La isla de la espuma. Kithira

Crucero por las islas griegas. Monemvasiá y Ritsos

Señora Monemvasiá, mi barco de piedra. Miles son tus foques y velas. Habitas inmóvil para llevarme navegando alrededor del mundo. Giannis Ritsos A medida que el barco se aproximaba, se definía una roca inmensa, oscura y quebrada, que se adentraba en el mar como lengua de dragón. La ladera cobijaba un pueblo pequeño, del mismoLeer más »Crucero por las islas griegas. Monemvasiá y Ritsos

Hydra, la inmortal

Una supuesta frase de Leonard Cohen, quien vivió mucho tiempo en Hydra, se repite a cada paso que das por la isla: “vine de muy lejos en busca de la belleza”. En las tiendas del puerto se venden camisetas made in China, con la dudosa silueta de Cohen y su característico sombrero, donde se leeLeer más »Hydra, la inmortal

Los domingos de Poros

Los domingos de Poros son blancos, huelen a plancha y jabón. Atravesar con barco por el estrecho que la separa del Peloponeso es un pasatiempo entretenido. Como en un kinetoscopio de los inicios del cine, esos cilindros que daban vueltas proyectando imágenes encadenadas que, cuando tomaban cierta velocidad, daban la sensación de movimiento. El pasoLeer más »Los domingos de Poros