Mar Jónico

Dos playas y unos fantasmas

En este mundo ya no queda nada por revelar, ningún paisaje por fotografiar, ningún secreto que se pueda guardar para uno mismo. Todo está escrito, no hay argumentos originales que puedan sorprender a los lectores u oyentes