Politica

Desvarios de balcón

Miramos mucho por la ventana pensando cosas diversas. A veces pasan largos ratos sin que se oigan pasos en la calle y nos inquieta el silencio. Hoy llueve, es agua dichosa y viva de la primavera, que a través de la neblina deja entrever los grandes claros; esas lluvias de abril que hacían reverdecer elLeer más »Desvarios de balcón

¡Lavate las manos!

Hoy he recibido noticias de Evgiros, mi pueblo griego. Me llegó un mensaje de mi amiga Vula: ¿Todo bien?, todo bien. Todo bien significa que no sabíamos cuando nos veríamos, que la taberna permanece cerrada, que las millas hasta Grecia crecían de sopetón por la simple llegada del mensaje porque, hasta este momento, Evgiros estabaLeer más »¡Lavate las manos!

Crucero por las islas griegas. Monemvasiá y Ritsos

Señora Monemvasiá, mi barco de piedra. Miles son tus foques y velas. Habitas inmóvil para llevarme navegando alrededor del mundo. Giannis Ritsos A medida que el barco se aproximaba, se definía una roca inmensa, oscura y quebrada, que se adentraba en el mar como lengua de dragón. La ladera cobijaba un pueblo pequeño, del mismoLeer más »Crucero por las islas griegas. Monemvasiá y Ritsos

Barcos, piratas y célebres mujeres navegantes de Grecia

El Agamenón ardía penosamente en la base naval de Poros. El fuego, como en el juego infantil de piedra, papel, tijeras, hacía sucumbir la madera y las tablazones, la elegancia de lo que estaba diseñado para domeñar airosamente las aguas, pero no soportaba las ardientes llamas. Recién acabada la guerra de independencia, Grecia se sumíaLeer más »Barcos, piratas y célebres mujeres navegantes de Grecia

El hombre del clavel rojo

Entre los carriles de las vías del tren, crecen flores suicidas. R.G. de la Serna Las flores encubren, entre sus corolas, mensajes diversos, diseños que la presión evolutiva seleccionó con detalle, para que parezcan hermosas, apetitosas, aromáticas y llamativas, destacando en un jardín contra sus competidoras. Una flor se acicala con colores y perfumes, duranteLeer más »El hombre del clavel rojo